MALA CALIDAD MADE IN CHINA: ¿MITO O REALIDAD?





Desde que comencé a desarrollarme en el mundo de las reparaciones, la selección de productos, las evaluaciones técnicas y la dirección de redes de asistencia técnica siempre escuchaba de todos los que me rodeaban el concepto unánime de la mala calidad del HECHO EN CHINA y por consiguiente la condicionante a emitir o buscar criterios desfavorables sobre el electrodoméstico o producto electrónico en general que tenia por delante. 

Hoy, 15 años después, puedo decir con pleno conocimiento de causa que todo es un gran mito, que todo depende de nuestros conocimientos, depende de lo que queremos lograr, como lograrlo y que reglas aplicar, que estándares seleccionar y que niveles de costos trabajar.

Banco de Prueba de Sistemas Musicales en una fabrica de equipos de audio que produce una marca reconocida en Europa. ¿Acaso Europa es amante de la mala calidad?, Por supuesto que no, ¿y entonces por que produce en China?. Foto del autor
China es punto de partida obligatorio para pequeñas y medianas empresas que se dedican al comercio minorista de electrónica y electrodomésticos. Sus cientos de miles de fabricantes, sus bajos costos productivos, la disponibilidad de materias primas y la cultura muy particular de personalización y atención a clientes la hace un mercado muy atractivo. Pero, muchos creen que solo es llegar, localizar fabricantes y producir. Desde ese mismo inicio comienzan los errores que poco a poco han incrementado el eslogan de la Mala Calidad Made in China.

Recuerdo años atrás, que la compañía para la que trabajaba en aquel entonces, decidió personalizar una marca propia y producirla en China. Inicialmente opto por el camino más fácil y busco distribuidores ya que de China no se sabia nada o casi nada. Corría el año 1997 y yo dirigía por aquel entonces un Centro de Asistencia Técnica. De la noche a la mañana comenzaron a llegar al Centro, como parte de los servicios de Garantía Comercial, productos de todo tipo, desde pequeños electrodomésticos hasta grandes electrodomésticos, pasando por supuesto por el audio y la televisión. 

Todas las mañanas amanecían en el centro decenas de clientes reclamando con un aparato roto en las manos. Todas las roturas, independientemente del tipo de aparato, coincidían en lo que yo considero -roturas del absurdo-. Eran fallas nunca vistas, plásticos partidos, componentes dañados en etapas electrónicas muy dósiles, oxidaciones de muebles, incluso aparatos que no cumplían con sus especificaciones como televisores que no sintonizaban un grupo de canales, ventiladores que no tenían flujos de aire y así muchos ejemplos del absurdo. De esa forma, automáticamente, empezó a crearse en la compañía la gran bola de nieve de la mala calidad made in China.

Había que tomar medidas, eran miles de clientes afectados y la imagen de venta de una compañía por el piso. La gran solución en aquel entonces fue obligar a los suministradores a presentar muestras de las propuestas de venta para ser evaluadas y certificadas por los servicios técnicos de la compañía. Empezó entonces una segunda etapa y personalmente pude observar los pésimos diseños, el bajo estándar de la materia prima y la poca terminación de aquellos aparatos. 

De cada 10 propuestas, malamente se recomendaba una y la lista de recomendaciones y recambios para el servicio de garantía era larga. Los problemas dejaron de ser masivos pero seguían existiendo. Fue entonces cuando se tomo la decisión de no usar más distribuidores y trabajar directamente con los fabricantes. Fue entonces cuando poco a poco fuimos comprendiendo los principios e interioridades de producir en China y con ello las interioridades del Made in China. 

El primer principio de trabajo era elemental: No se pueden pedir altos estándares cuando no lo estas pagando. Mi compañía tenia invertida la pirámide de costos, prefijaba un costo y le decía a los distribuidores.....necesito un producto de $X precio................... Automáticamente ese costo ya estaba definiendo el comportamiento posterior del Made in China. Hoy, muchos importadores siguen aplicando la misma regla. Prefijan el más bajo de los precios  sin saber que ya están prefijando el estándar del producto.

Hoy basta con conocer y estar en China para saber que la ecuación de la mala calidad Made in China no es absoluta. Somos nosotros, son nuestras empresas, son nuestros compradores e importadores quienes definen la ecuación. Te has preguntado ¿esos productos de bajos costos que están fallando por todo el mundo son los que China consume en su mercado interno?. La respuesta es NO. 

Lavadora de dos tanques (semiautomática) que con 60 días de explotación se parte del sello del buje del tanque de secado y se descompensa chocando con el mueble y rajandolo. Tanto el sello como el mueble tienen materia prima de bajo estándar. Foto del autor.

¿Entonces, existe o no la mala calidad Made in China? 

Para comenzar quiero mencionar que ya no utilizo el termino mala calidad, sino prefiero llamarle poca durabilidad o funcionalidad del producto. Quizás estés pensando que un concepto lleva al otro pero te comento que la CALIDAD simplemente es cumplir con requisitos (los requisitos que tu pones cuando contratas una producción) y la durabilidad y funcionalidad esta relacionada con el comportamiento del producto y sus funciones en plazos de tiempo. 

Es perfectamente posible establecer bajos requisitos de una producción y sin embargo, con el conocimiento necesario y la adecuada selección del proveedor o fabricante podemos garantizar su durabilidad y funcionalidad. Entonces, si garantizaste requisitos mínimos pero lograste alta durabilidad, ¿tienes buena o mala calidad?. 

Incluso, si tus requisitos fueron mínimos y calculaste con ello un 25% de rechazo y durante la explotación del producto tuviste incidencias del 22%, ¿es de calidad tu producto?, la respuesta es SI, ya que el producto cumplió con los requisitos que tú pre establecisteis.

Pero aquí falta la otra cara de la moneda, es decir, el consumidor final de tu producto que no conoce tus requisitos y  para su apreciación el producto no tiene calidad. Sin embargo el mismo cliente obvia en su análisis que esta pagando quizás el precio más bajo del mercado en productos similares. Este análisis hace que el concepto Calidad sea relativo y siempre tenga más de una arista. Por eso no me gusta utilizarlo.............para mi es simplemente cumplir con requisitos y si de producciones en China se trata prefiero caracterizarlas en producciones de alta durabilidad y producciones de baja durabilidad.
 
A la poca durabilidad de un producto MADE IN CHINA podemos llegar de diferentes formas. En sentido general se manifiesta en las marcas propias de distribuidores, trading y retailes, las llamadas marcas blancas,  y las principales causas son:



CAUSAS QUE INCIDEN EN LA POCA DURABILIDAD DE UN MADE IN CHINA
  • Desconocimiento de la filosofía de trabajo con productores Chinos.
  • Bajos costos de producción.
  • Desconocimiento en la selección, configuración y desarrollo del producto.
  • Realizar compras a distancia sin verificar a productores y distribuidores.
  • Desconocimiento del mercado de destino y del uso que recibirá el producto. 
  • Dejar en manos de los productores las decisiones sobre tu producto.
  • No pre establecer las especificaciones del producto.
  • Errores en la selección de los fabricantes.
  • No testear el producto.
  • No supervisar las producciones.

Observa que cada uno de estos puntos son nuestra responsabilidad y NO la del productor. En los diferentes artículos del blog encontrarás desarrollados estos elementos con mas profundidad pero estoy seguro que si conocemos como trabajar con los fabricantes chinos, si no sacrificamos los costos del productor, si sabemos seleccionar un producto, configurarlo y evaluarlo de acuerdo a nuestras necesidades, si visitamos al productor, intercambiamos con él, le fijamos nuestros requisitos y supervisamos sus producciones en base al mercado de destino y el uso del producto, podemos coincidir que la mala calidad del Made in China es solo un mito que somos nosotros quienes lo hacemos realidad.

Producir en China exige reglas y normas a cumplir. Hay grandes diferencias entre las opciones de producir en China o producir en otros mercados. Existe la opinión generalizada sobre los bajos costos de las producciones Made in China pero con todo conocimiento de causa te digo que los costos finales los defines tu y no el productor. 

En base a ello puedes lograr o comprar producciones de altos costos y grandes durabilidades pero también puedes obtener productos extremadamente low cost pero sin ninguna durabilidad. Y si pones interés puedes lograr una media de durabilidades, costos y funcionalidades. En cualquier caso, produzcas o compres producciones terminadas, tú eres quien pone los requisitos y esos requisitos te exigen un conocimiento del terreno en que te mueves. Detrás de cada error de un producto o de una poca durabilidad se esconden tus errores y no los del Made in China.

La falta de durabilidad y funcionalidad del Made in China es un mito. Ese mito lo alimentas tú o lo minimizas tú.  



Te recomiendo ademas profundizar en el tema con:

Espero que esta información te ayude de alguna forma. Si has tenido experiencias de este tipo o tienes opiniones y nuevos aportes  que intercambiar te invito a que dejes un comentario.


Para cualquier duda, consulta o solicitud de servicios puedes también utilizar el formulario de contacto que te dejo más abajo y si deseas poco a poco superar el miedo  sobre las  importaciones y fabricación en China, optimizar las relaciones con proveedores y fabricantes  y aprender a contratar  producciones confiando en tus conocimientos para disminuir riesgos estás invitado a suscribirte al blog. Toma el control de tus producciones, este es un blog escuela.


foxyform
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...